lunes, 21 de marzo de 2016

La cucina tra i Girasoli. Vol.17 Guisantes con salchicha.

Buenos días, que tal estáis?

Ya estamos en semana santa y algunas afortunadas disfrutarán de toda una semana libre, que suerte!
Yo tampoco me quejo porque al final de semana tendré mi merecido descanso de ¡cuatro días!

Hoy os presenta una receta que seguro que muchas ya conocéis y hacéis en casa, es una variación de los típicos guisantes con jamón, pero en casa nos gusta hacerla así. La solemos tomar como plato único pero también cambiándola un poco es un perfecto primer plato.

Ingredientes.

Guisantes congelados
Salchichas de buena calidad cortadas  en trozos pequeños.
Media cebolla cortada.
Tomate frito o triturado.
Un cubito de caldo.
Aceite, sal y pimienta.

Elaboración:


En primer lugar sofreímos la cebolla cortada en una sartén hasta que tenga un color bonito, añadimos la salchicha cortada y después añadimos los guisantes congelados y les damos un par de vueltas para que vayan adquiriendo calor.


Después les añadimos un poco de agua y el cubito de caldo y los dejamos cocer, en este punto añado ya un poco del tomate para que los guisantes cojan un poco de gusto.


Dejamos cocinar hasta que se haya evaporado el agua, añadimos el tomate, rectificamos de sal y pimienta, y dejamos que se siga haciendo hasta que queden blanditos y suaves. En menos de media hora estarán listos.



Opcional: si creéis que el aporte de proteínas es poco se le puede añadir también un huevo duro. Yo lo hago previamente y después lo añado o bien entero o en mitades al final de la cocción para que se caliente con los guisantes. Incluso a veces los he preparado solo con el huevo.



Es un plato completo, que se podría comer tanto frío como caliente y además se puede dejar preparado con antelación.

Espero que os haya gustado la receta de hoy.
¡Disfrutad de la semana!


La Strega Ignorante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada