domingo, 29 de enero de 2012

Primer cop d’ull a… Burbuja de baño French Kiss de Lush

Hola Chicas!
Que tal todo? Espero que muy bien. Hace ya tiempo que tenía ganas de probar las bombas de baño de Lush, ya que a veces cuando tengo tiempo me doy un baño relajante (obviamente no muy a menudo por el tema del ahorro de agua y que no llueve ni pa’ tras)


Decidí empezar por la french kiss. Qué nos dice Lush de ella:
 French Kiss luce como un delicioso y delicado postre que te servirían en una sofisticada 'patisserie', de esos que en París se acompañan con un buen café negro servido por un camarero lleno de encanto y elegancia. En Lush no juzgamos la belleza sólo por como luce, tenemos los estándares bastante altos. Por eso nos hemos preocupado de que French Kiss no sólo sea adorable por fuera sino por dentro, llena de romero, tomillo y lavanda, que dejan la piel espectacular. Date un baño con French Kiss cuando tu vida necesite un poco de glamour y sensualidad.
Modo de uso:
- Desmigaja la burbuja en la bañera (mejor si aún está seca) con las manos y ¡deja correr el agua!
- Puedes agitarla con la mano ¡o hacer mucha más espuma con la presión de la ducha!
- Deléitate con una capa gigantesca de espuma.



Yo para empezar solo he cogido un pellizquito y lo he disuelto en un poco de agua en la bañera, no quería abusar y tampoco tenía tiempo para disfrutarlo al 100%.
Lo primero que noté al echarlo en la bañera es que, aunque le costaba un poco deshacerse, empezada a salir una espumilla ligera que cubrió rápidamente la superficie del agua. Por otro lado no noté demasiado el olor cosa que si que noté cuando lo saqué de su bolsita pero puede ser que sea por la poca cantidad que usé.
De momento esto es todo por hoy, disfrutad del domingo!!!
Besos
Lu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada